MoMA

A- | A+

MoMA
Meet Me The MoMA Alzheimer's Project: Making Art Accessible to People with Dementia
Descargar el PDF | In English

Práctica: Guía para familias

Esta guía proporciona información para planear una visita a un museo, y para crear experiencias estimulantes de arte en casa. Las visitas a museos y a instituciones culturales promueven interacciones positivas con otras personas y con el arte. Las observaciones de arte en casa permiten a los participantes conectarse con el arte en un entorno familiar. Lo ideal es complementar de alguna manera sus experiencias en casa con visitas a museos, galerías y otras instituciones culturales. A lo largo de esta guía, se propone un ejemplo de ambos.


Salidas de arte

Las visitas a los museos y galerías de arte pueden ser experiencias enriquecedoras y gratificantes. La observación de obras de arte originales en un espacio tranquilo y contemplativo que permite una interacción social, puede ser beneficiosa para todos los que participan y proporciona una oportunidad para la reflexión y expresión personal. Hay muchas maneras de visitar un museo o una galería, y es una experiencia en la que puede hacer partícipes a una variedad de personas.

Visitas y programas independientes

Visitas de la familia a museos y galerías

Una visita a un museo o una galería con otra persona o con familiares o amigos puede ser aconsejable y gratificante. Estas visitas pueden ser extremadamente enriquecedoras y pueden proporcionar un descanso relajante para todos los que participen. Son fáciles de planear y se pueden adaptar a diferentes horarios y necesidades personales. También puede considerar la posibilidad de establecer un grupo informal de familias afectadas con pérdida de memoria, y hacer la visita en grupo. Podría conocer a estas familias a través de organizaciones para el cuidado de la salud, grupos de apoyo o por otras vías.

Programas en el museo

Local museums may offer programs for people with dementia. Learn more about them and how you can register. The museum's education department will most likely be the best contact, and some may have an access division, which caters to individuals with various special needs and disabilities.

Grupos de apoyo

Otra opción es visitar los museos o galerías con un grupo de apoyo. Tal vez quiera apuntarse a un grupo de apoyo que programe salidas regulares a centros culturales o contactar con la sede local de la Asociación de Alzheimer o con otras organizaciones que ofrezcan grupos de apoyo. Anime a los responsables de los grupos de apoyo a que contacten con el personal del museo para realizar una visita o para establecer un programa más extenso.

Excursiones con organizaciones para el cuidado de la salud

Si en algún momento la persona necesitada de cuidados asiste a un centro de día de adultos, puede que un grupo del centro esté planificando programas de arte interna o externamente. Considere la posibilidad de hacer excursiones junto con los miembros del centro. Si fuera posible, invite a otros cuidadores y familiares para que vayan con usted o se reúnan con usted en el museo, de manera que ellos también puedan participar en conversaciones interactivas con sus seres queridos.

Consideraciones logísticas

Programación

Ya sea que esté considerando un programa existente o coordinando su propia visita, asegúrese de que conoce bien las normas del museo, el horario de apertura, la accesibilidad y otras cuestiones que pueden afectar su visita. Familiarícese con los procedimientos para la programación de visitas al museo, así como las normas referentes a pequeños y grandes grupos. La visita puede funcionar mejor si llama con antelación para ver cuando está menos transitado el museo. Las salidas después del mediodía le pueden dar suficiente tiempo para prepararse.

Espacios

Asegúrese de que conoce las particularidades del espacio que está visitando. Si es conciente del flujo de personas que habrá en la recepción y en las galerías podrá evitar zonas que estén demasiado transitadas o espacios poco acogedores. También debería saber dónde están los restaurantes, los baños y otros servicios del museo. Si le sirve de ayuda, pregunte si hay un servicio de préstamo de sillas de ruedas. La mayoría de los museos tienen sillas de ruedas que les dejarán usar si las solicitan.

Costes

Muchos museos, galerías o centros culturales proporcionan entradas gratuitas o con descuentos para personas mayores, y/o programas gratuitos para individuos con demencia y sus cuidadores. Antes de planificar la visita, pregunte sobre cuestiones relacionadas con el coste para usted o para un grupo. Algunos museos ofrecen pases que permiten una segunda visita gratuita cuando participa en un programa. Si está asistiendo como parte de un grupo más grande, puede considerar formas de minimizar costes compartiendo los gastos de transporte y averiguando los descuentos de membresía del museo.

Transporte y estacionamiento

Para las visitas a museos o galerías, piense con antelación en cómo llegar hasta el museo y cómo irse de allí.
Consiga las direcciones y los mapas y, si fuera necesario, localice entradas y aparcamientos accesibles con sillas de ruedas para asegurarse una experiencia sin estrés.

La experiencia del museo

Disfrute del museo

Se deberían hacer todos los esfuerzos posibles para poder disfrutar de la experiencia del museo tanto como sea posible. Dese suficiente tiempo para llegar allí, y no vaya con prisas. El objetivo es experimentar y conectar con el arte y también beneficiarse del museo en sí, así como de los aspectos sociales de la salida. Si está participando en un programa, aprovéchese de que otra persona está dirigiendo el grupo y utilice la ocasión para relajarse, explorar sus propios intereses en las obras discutidas, y obtener un estímulo psicológico y emocional. La experiencia será más gratificante si usted también siente que se está cultivando personalmente.

Elección de las obras

Si no está participando en una experiencia programada y será usted el que impartirá la experiencia, asegúrese de que proporcione un marco general que se enfoque en todos los  participantes y dé un propósito a la visita. Cuando lo esté planificando, piense en la visita como una experiencia de dos fases. En la primera fase, debería tener una idea general de lo que van a ver en términos de obras específicas o una exposición en particular. En la segunda fase, circule libremente para mirar y hablar de lo que les guste. Asegúrese de tener en cuenta los intereses y experiencias de todos en el grupo. No intente cubrir demasiado en una visita. En vez de esto, céntrese en una conexión más profunda con menos obras. Tome notas de las obras que ven a lo largo de la visita para que puedan hablar de ellas en casa utilizando reproducciones o imágenes digitales.

Recuerde que les puede entrar cansancio, por lo que asegúrese de no fatigarse o frustrarse con la variedad y magnitud de las cosas que se pueden ver. En general, pasar más de dos horas en cualquier museo es física y mentalmente difícil. Considere la posibilidad de tomar descansos y relajarse explorando zonas que no sean parte de la exposición, como la cafetería o los jardines. Tal vez también quiera aprovechar la salida para tomar una merienda o un bocadillo después de la visita del museo que le permita reflexionar sobre lo experimentado y relajarse.

Definición del tono

A lo largo de la visita, mantenga un entusiasmo y una actitud positiva para definir el tono de la misma. Asegúrese de equilibrar sus objetivos con el estado de ánimo particular y los intereses de todas las personas con las que está. Haga todo lo que pueda por adaptarse a las distracciones de todo tipo. No pasa nada si cambian los planes de lo que tenía programado ver o si no consigue ver una obra; habrá otras oportunidades. Por último, sigan reflexionando durante todo el proceso, compartiendo sus experiencias y escuchando las historias de cada uno.

Orientación de la experiencia

Tómese su tiempo delante de las obras de arte. Lo ideal sería que pasara unos diez minutos mirando y hablando sobre cada obra de arte, dependiendo del número de personas en su grupo, y menos tiempo si está haciendo la visita sólo con otra persona. Tal vez quiera pasar más tiempo delante de imágenes en las que tengan un interés especial, pero sigan adelante si no surge la conversación. También puede mezclar unas obras en las que pasan más tiempo con otras que ven más rápido para crear variedad. Si va a una exposición en particular, haga uso de los recursos del museo para ayudarle durante la experiencia, como puedan ser los textos de la pared, etiquetas o cédulas y audio guías.

Interpretación de las obras de arte

OBSERVEN

Asegúrese de tomarse suficiente tiempo para observar todos los aspectos de la obra de forma independiente. Anime a cada participante a hacer un inventario visual de la obra sin hablar. <

DESCRIBAN

A continuación, simplemente describan la obra. Haga preguntas que promuevan la descripción: ¿Qué es lo que ven en este cuadro? ¿Qué palabras usarían para describir a esta persona o este lugar? El hecho de hacer un inventario visual completo les ayudará a ver detalles que podrían sino pasar desapercibidos y enriquecerá la conversación que tendrán a continuación. Una vez que piense que ya han pasado suficiente tiempo describiendo, haga un resumen de lo que se ha dicho.

INTERPRETEN

Una vez que hayan descrito la obra en detalle, comiencen a interpretar los distintos componentes. Comenten aspectos como el tema, la composición, la técnica y los contextos sociales e históricos. Promueva la variedad y diversidad de interpretaciones.

CONECTEN

Mientras continúan con sus exploraciones, relacionen la obra de arte con sus vidas y experiencias. Esto ayudará a que surjan nuevas ideas e interacciones. No dude en compartir opiniones personales. Aprendan los unos de los otros y disfruten de la compañía de los demás.

RESUMAN

Hacia el final de la exploración, enlacen los diferentes hilos de conversación que hayan surgido. Conecten las ideas y opiniones, y consideren el significado y valor de la experiencia del día.

Más allá del museo

Puede extender la experiencia del museo a otros escenarios utilizando las sugerencias incluidas en la siguiente sección, Arte en casa. Considere los temas explorados durante su visita al museo y planifique una posterior conversación o un proyecto de "hacer arte" que usted y otros familiares puedan hacer. Asegúrese de que el contexto de las conversaciones o el proyecto sea estimulante y relevante para los intereses de todos. Si es posible, utilice reproducciones de las obras discutidas para inspirar el proceso creativo. Reúna reproducciones de las obras en las que se concentraron durante su visita, bien comprando postales o láminas en la tienda del museo o localizándolas en línea. Introduzca las imágenes en reuniones futuras para ayudar a recordar el viaje al museo y para profundizar en su conversación.

Arte en casa

Las experiencias para conectarse con el arte en casa también pueden ser enriquecedoras y gratificantes. Como esta experiencia tiene lugar entre el cuidador y la persona con demencia, hay mucha holgura para ajustar y adaptar los parámetros y los componentes expuestos en esta sección. La confianza existente entre usted y la persona con la que está compartiendo estas experiencias, facilitará la posible modificación de las pautas previstas para atender mejor las necesidades psicológicas, emocionales e intelectuales de ambos.

Consideraciones logísticas

Participantes

Puede organizar actividades de "mirar arte" y de "crear arte" en casa. Sin embargo, si piensa que otras familias que estén pasando por experiencias similares se podrían beneficiar de una interacción social juntos, podría organizar reuniones para contemplar arte con varias familias en diferentes casas. En este caso, asegúrese de adaptar los elementos logísticos para acomodar al número de personas que estarán presentes. Para que todos se familiaricen mejor con las técnicas y estrategias para impartir actividades de "mirar arte" y de "crear arte", echen una ojeada a los programas de museos, a los programas de arte local y a los recursos de la comunidad.

Fechas y horas

Elija las fechas y horas que sean mejores para usted. Coordínelo con otros horarios o actividades previstas para evitar conflictos o sobrecarga de actividades. Su evento no debería durar más de dos horas, pero si hay suficiente interés, reserve tiempo adicional para socializar o para "crear arte".

Espacios

El lugar óptimo debería ser un sitio privado y tranquilo. Intente utilizar cuartos acogedores y agradables que evoquen asociaciones positivas. Asegúrese de que el espacio dispone de mesas estables, asientos cómodos y una iluminación adecuada. Disponga las mesas y sillas de manera que todos puedan ver las caras de los demás para promover la conversación. Si piensa hacer arte, asegúrese de que tiene suficiente espacio en las mesas para trabajar.

Costes

Hay costes mínimos asociados con estas experiencias de arte en casa. Puede utilizar recursos proporcionados por el MoMA, y puede utilizar internet para descargar imágenes de sitios web sin coste asociado. Puede incurrir en algún coste por los materiales para "crear arte" y por las reproducciones de obras de arte.

Educador profesional

El nivel de interés entre los familiares o un grupo de familias puede ser tal que consideren que sea conveniente contratar a un educador profesional. Lo ideal sería que este individuo tuviera experiencia trabajando con personas con demencia, estuviera interesado en el arte y tuviera gran capacidad de organización. Esta persona será responsable de planificar las sesiones, reunir los materiales y dirigir la conversación. Puede localizar a educadores a través de museos, organizaciones de arte y universidades o escuelas de arte.

Recursos

Hay muchos recursos de imágenes disponibles para utilizar en las conversaciones entre familiares. Primero, puede utilizar lo que ya tiene en su casa: el arte que tiene expuesto en casa, objetos decorativos y fotografías familiares. Además, muchas instituciones de arte tienen reproducciones disponibles para su compra en sus tiendas en forma de pósters, postales, o láminas. Los sitios web de los museos contienen a menudo reproducciones de las obras en sus colecciones, así como información acerca de los artistas y los movimientos de arte con los que están asociados. Puede utilizar estos sitios web para descargar imágenes e imprimirlas o para proyectarlas en una pantalla. Si va a utilizar una computadora o un televisor, asegúrese de que la pantalla sea suficientemente grande, la iluminación esté apropiada y el ambiente en general sea cómodo.

La colección en línea del MoMA (www.moma.org/collection), compuesta por imágenes e información sobre obras y artistas modernos y contemporáneos, constituye un amplio recurso. De forma adicional, puede acceder en este sitio a los Módulos de arte.

La exploración

Selección del tema

Su tema debería ser apropiado y relevante para todos los participantes, y ser un tema con el que se sienta usted cómodo hablando. Podría centrarse en obras de arte que tengan un mismo tema o medio, en un artista individual, en un movimiento de arte, en el arte de una zona geográfica específica, o en el arte de un período de tiempo determinado. También debería tener en cuenta los estilos, períodos, medios, o artistas que le gustan a usted o que le atraigan tanto a usted como a las demás personas que estén participando. Si sabe de temas específicos que puedan llamar la atención, merece la pena tratarlos. Piense en temas como: Arte del siglo XX, Retratos, Impresionismo y Post-Impresionismo, Materiales en la escultura, Paisajes, Mujeres en el arte, o Fotografía y narrativa. Si lo que desea es seguir una visión más general de las definiciones e historias del arte, un tema como ¿Qué es arte? podría ser apropiado.

Selección de las obras de arte

Elija de cuatro a seis obras que encajen con su tema. Esté dispuesto a integrar artículos personales, como fotografías familiares, que puedan generar conversación. Puede incluso considerar la posibilidad de comenzar su exploración haciendo conexiones con el arte que les rodea. Por ejemplo, puede sugerir que una silla en la casa podría ser una obra de arte. Deje a un lado obras que piense que pueden de alguna manera ser desconcertantes.

Determinación de la secuencia

La secuencia en la que decida ver las obras debería facilitar la conexión de las mismas en el contexto del tema que haya elegido. La secuencia podría ser simplemente cronológica, o puede ir de obras que sean más figurativas a aquellas que sean más abstractas, o de obras más sencillas a aquellas que sean más complejas en su composición. Ordene las obras de la manera que crea que tenga sentido.

Preparación de las preguntas y búsqueda de información

Cuente con hacer preguntas que faciliten una experiencia estimulante. Sus preguntas deberían propiciar una investigación y exploración más a fondo. Busque información sobre las obras y los artistas que vaya a mostrar y a discutir utilizando recursos en línea, catálogos de las exposiciones, cédulas o etiquetas de la pared del museo, audio guías y libros. Piense en cómo intercalar información histórica y otra información relevante en su conversación. De nuevo, debería ser algo muy natural y no forzado. Sea conciente de la tendencia a querer compartir toda la información que sabe sobre la obra de arte.

Conversación sobre las obras

Lo ideal sería que pasara unos diez minutos conversando sobre cada imagen u obra de arte, dependiendo del número de personas presentes. Sin embargo, no tenga reparo en continuar con otra obra si no hay mucho interés, o en seguir explorando la obra más tiempo si esto lleva a unas conexiones más profundas. Muéstrese abierto a posibles incisos y a enlazar puntos de la conversación con experiencias personales. Asegúrese de mostrar empatía con todos los comentarios y preguntas, y dé la oportunidad para que todos hablen.

Proyectos creativos

Tanto usted como su ser querido pueden participar en tareas creativas, ya sea individualmente o en un trabajo colaborativo. Los intereses individuales deberían tenerse en cuenta en estas experiencias de "crear arte", y puede incluir medios como el dibujo, la pintura, estampación, fotografía, narración, escritura y todos aquellos que atraigan a todos los participantes. Hay una amplio rango de materiales, técnicas y estrategias que puede utilizar al crear arte. Esta sección proporciona un esquema general para la planificación y la implementación del programa. Las cuestiones específicas de cada proyecto de "crear arte" determinarán los detalles concretos. Para proyectos relacionados con temas específicos, vea los Módulos de arte en este sitio.

Creación de las condiciones óptimas

Considere los objetivos y el proceso de su proyecto, manteniendo los proyectos sencillos y amenos. Lo que se pretende es provocar la expresión personal y explorar el potencial artístico. Aunque las instrucciones no deberían ser complicadas, evite proyectos que podrían considerarse infantiles. Diseñe proyectos que sean conceptualmente atractivos, pero que no requieran habilidades artísticas avanzadas en ningún área en particular. Proporcione cierta estructura pero deje suficiente espacio para la flexibilidad y la individualidad. Tenga en cuenta las limitaciones físicas y la posible menor destreza de los participantes a la hora de elegir materiales y procedimientos.

Preparación de la información de fondo

El hecho de compartir fotos y reproducciones de obras de arte de catálogos o libros puede inspirar el proceso creativo. Haga investigación de los artistas cuyo trabajo piense mostrar y comparta esta información. Si asiste de forma regular a museos, puede ser útil elegir las obras que haya visto y discutido mientras participa en sus propias tareas creativas. Esto enlaza el trabajo que harán ustedes con el campo de la historia del arte y puede proporcionar ideas para el proyecto. Asegúrese de mostrar las obras sólo como inspiración y no como una sugerencia de que los participantes deberían intentar producir obras similares.

Adaptación de los proyectos a los intereses de los participantes

Piense en las experiencias previas de los participantes en actividades de "crear arte". Por ejemplo, si una persona estuviera interesada en la fabricación de madera y de muebles, piense en las maneras en las que podría canalizar esto en una práctica más centrada. Adáptese a estos intereses de forma creativa: por ejemplo, si a alguien le encantaba escribir historias o poemas pero ahora no se siente físicamente capaz de escribir, proponga que cuenten sus historias y grábelas.

Preparación de instrucciones

Utilice instrucciones paso a paso que no sean muy largas y que sean fáciles de seguir. Escriba las instrucciones para ayudarles a recordarlas, y explíquelas claramente a un ritmo moderado.

Materiales

Proporcione una amplia cantidad de materiales. Asegúrese de que tiene suficiente para crear más de un trabajo. Las muestras de obras de arte terminadas o los trabajos en curso pueden ayudar a dar una mejor idea de en qué consiste el procedimiento.

Apoyo a los participantes

Empiece con su proyecto, ofreciendo ayuda a los participantes en cualquier cosa que necesiten. Repita las instrucciones tantas veces como sea necesario y ofrezca refuerzos positivos. Muestre paciencia con sus palabras y con su tono, utilice sentido del humor y comparta historias personales para crear un ambiente informal. Ofrezca elogios y críticas con sinceridad. Si los participantes dicen que lo que están creando "no está bien," encuentre formas de ir más allá de esta respuesta con refuerzos positivos para ayudar a la persona a ver los méritos de lo que han hecho. Evite evaluaciones simplistas: decir que algo es "bueno" o "malo" puede no conectar suficientemente con las necesidades del participante. En vez de esto, permita que su conversación sobre las obras sea descriptiva y asociativa en lugar de evaluativa. Por ejemplo, un comentario como "Me gusta mucho la manera en la que has aplicado la pintura y creado tanto textura en esta obra" o comentarios sobre técnicas en particular, gestos o elecciones pueden crear una conversación dinámica y provechosa.

Exposición del trabajo

La exposición del arte en un contexto social refuerza el hecho de que lo que se ha creado tiene valor. El trabajo se convierte en una chispa para conversaciones futuras y promueve una sensación continuada de orgullo. El hecho de mostrar los trabajos también proporciona oportunidades para conversaciones futuras por parte de todos los participantes.

Salidas de arte

Visitas y programas independientes

En nuestro ejemplo, una hija y su padre piensan ir al Museo de Arte Moderno juntos. El padre siempre ha tenido un interés pasivo en el arte, pero no le resulta fácil "apreciar" el arte contemporáneo porque, según él dice, "No entiendo muy bien mucho de lo que tratan las obras".

Logistical Considerations

La hija y el padre habían asistido con anterioridad a un programa de Meet Me at MoMA y recibieron pases que les permitían volver gratuitamente al MoMA con otros tres familiares (hasta cinco personas). El esposo de la hija y su hermana están también interesados en asistir y hacer de la visita al museo una experiencia familiar significativa y enriquecedora. Deciden ir al MoMA por la tarde, alrededor de las 3:00 p.m. Se comprometen de antemano a irse del museo a las 5:00 p.m. como muy tarde, para prevenir el cansancio y poder tener una cena temprana para completar la salida. Afortunadamente, la cuñada de la hija tiene un automóvil, por lo que deciden ir un miércoles por la tarde y estacionar el vehículo en uno de los aparcamientos que proporcionan descuentos a los visitantes del MoMA.

La experiencia del museo

Ernst Ludwig Kirchner. <i>Street, Dresden</i>. (1908)

La hija piensa que si lleva a su padre a mirar obras más icónicas y accesibles, él estará más interesado en explorar algunas de las galerías de arte contemporáneo. Ella piensa enfocarse en obras de arte específicas en las galerías de pintura y escultura, las cuales ha investigado con antelación consultando el sitio web del museo. Después piensa pasear por las galerías de arte contemporáneo, dando vía a sus exploraciones para dirigirse por caminos no planeados y para hacer conexiones con el arte que acaban de ver. Cuando llegan al museo, van directamente a las galerías de pintura y escultura en el quinto piso. Miran tres obras a fondo, las cuales representan paisajes urbanos. Una de las obras en particular les resulta especialmente interesante: Street, Dresden por Ernst Ludwig Kirchner. Les atrae tanto el tema de la obra como el estilo con el que Kirchner transforma esta escena de una calle urbana.

Helen Levitt. New York. c. (1940)

La familia pasea por las galerías del tercer piso para explorar fotografías, un tema favorito del padre, quien se había interesado en fotografía y siempre había apreciado cómo la fotografía en blanco y negro había infundido nuevas ideas y una nueva estética a las prácticas artísticas. Sin haberlo planeado, se toparon con algunas fotografías de Helen Levitt representando escenas de calles de Nueva York, lo cual proporciona pasto para la conversación sobre cómo ha cambiado Nueva York y la belleza de las fotografías en sí. Además, surge una conversación natural acerca de las representaciones de las escenas de las calles de Kirchner en comparación con las de Levitt (la hija había comprado una lámina del cuadro de Kirchner que utilizan para compararlos). Después de veinte minutos en las galerías de fotografía, el grupo toma un descanso en el Jardín de esculturas, Sculpture Garden, y después se dirige a las galerías de arte contemporáneo.

A lo largo de la visita, el ritmo es relajado y el tono de los intercambios es jovial. Todos se toman su tiempo mirando las obras. Todos describen elementos de la obra y ahondan en algunas interpretaciones y asociaciones personales. A medida que van por las galerías y siempre que está permitido, la hija toma fotografías de las obras que han visto.

Tony Cragg. Grey Moon. 1985

La hija y su padre hacen algunas conexiones con otras veces que han venido al museo y con otras experiencias personales. En las galerías de arte contemporáneo del segundo piso, hablan acerca de lo que los artistas actuales piensan sobre las ciudades y de cómo incorporan esas ideas en los materiales que utilizan. Se topan con algunas obras un tanto singulares, pero las van comprendiendo mejor a medida que las examinan más a fondo leyendo los textos de la pared y continuando la conversación entre ellos. Se sienten satisfechos de poder hacer conexiones con las obras más figurativas que están cerca en la misma galería. Una obra de Tony Cragg les llama la atención y les ayuda a tener una interesante charla sobre cómo el artista había elegido no sólo representar la calle de una ciudad, sino también traer los materiales encontrados en un entorno urbano a la galería para crear un ensamblaje llamativo y bonito.

Después de cuarenta minutos más todos están listos para terminar la visita. La cuñada de la hija consigue el sello para el ticket del aparcamiento y sale a recoger el automóvil mientras el resto del grupo espera en la recepción. Se dirigen a la parte alta de la ciudad a cenar en uno de los restaurantes favoritos del padre, mientras hablan de lo que les ha llamado la atención ese día utilizando las reproducciones de las obras de arte como guía.

Arte en casa

Al día siguiente por la tarde, como la experiencia del museo había sido instructiva y divertida para la hija y su padre, y habían conseguido realizar conexiones inesperadas sobre las escenas de la calle y de la ciudad, deciden reservar algo de tiempo para visitar el sitio web del MoMA y así poder ver obras adicionales de artistas que habían visto el día anterior. También deciden sacar algunas de las fotografías del padre, otras reproducciones de obras de arte que tienen en la casa, y grabar algunas de las historias del padre sobre la ciudad. El padre siempre había sido un ávido lector y escritor pero últimamente se mostraba reacio a escribir. Sin embargo, tiene ilusión en grabar los cuentos que hubiera escrito varios años antes, y su hija está entusiasmada de hacer una colección de audio de las historias de su padre. Con todo ello pasan una muy buena tarde.

Proyectos creativos

Por último, ese fin de semana la hija saca su cámara y toma fotografías del vecindario con su padre. Ambos deciden qué temas retratar, y hablan de los ángulos y la composición que quieren utilizar, y debaten las ventajas de una foto sobre otra. Hacen muy buen uso de la cámara digital, y cuando vuelven a casa cargan las imágenes en la computadora.

La hija se asegura de tener todo el equipo y los materiales necesarios listos y coloca la computadora en una zona accesible y acogedora, donde el padre se siente cómodo. Se lo pasan bien yuxtaponiendo las imágenes de Kirchner y Levitt de la colección del museo, con sus propias escenas de la calle y paisajes urbanos.

Además, la hija había tomado fotografías digitales de las obras que vieron en el museo y muestra la exposición de diapositivas en la computadora de forma regular durante las siguientes semanas. La presentación de diapositivas permite a la hija y al padre continuar conectando sus  experiencias en el MoMA con su proyecto fotográfico.

La experiencia del museo y las actividades posteriores en casa proporcionan a la hija y a su padre un tiempo de calidad juntos y la participación en una actividad tremendamente significativa. Ambos han crecido con la experiencia y han aprendido al tiempo que han hablado de sus intereses, han pensado en sus propias vidas y han conversado sobre las maneras en que otros artistas se comunicaron con sus comunidades utilizando diferentes medios.



MoMA MoMA